miércoles, septiembre 29, 2010

Tapioles y Pobladura de Valderaduey

EN LO PROFUNDO DEL BACHE
El deterioro progresivo de las carreteras convierte algunos tramos en impracticables


Belón Alonso

Empeñarse en ir a Tapioles o Pobladura de Valderaduey desde la carretera CL-612, que une Zamora con Villalpando, es cuanto menos osado, arriesgado y caro, por cómo pueden quedar los vehículos.
La calzada hacia Tapioles de cinco kilómetros de longitud es un despropósito de profundos baches, arena y falta de firme que hace del recorrido un verdadero infierno de bandazos del que no se ve el momento de salir. El alcalde del municipio, José García, explico que «la carretera está molida. Antes de bacheaba, pero ahora ya nada».
Asegura el regidor que «el tema de la calzada no es una cuestión de siglas políticas, sino de imperiosa necesidad» y denuncia el que «ciertos políticos tengan olvidados a los pueblos de la provincia».
Tapioles es un pueblo dado a salir a calle a protestar y a reivindicar sus derechos, por ello, García asevera que «a veces, las protestas que hacemos no son con afán político sino por necesidad. Es más, los vecinos están deseando manifestarse por este motivo, hasta los que votan al PP porque la carretera no puede estar así. Insisto en que no es cuestión de siglas y que queremos soluciones».
El temor del alcalde se dirige hacia el transporte escolar que viene de Villalpando todos los días con los niños circulando por la desastrosa calzada. «El autobús tiene que ir a 20 kilómetros por hora y tarda más en hacer los cinco kilómetros que todo el recorrido escolar desde el punto de partida» y resalta «la vuelta que dan los vecinos para ir a Zamora por Villalpando o Villafáfila, ahorrándonos 24 kilómetros si estuviera bien la carretera».
La petición de arreglo de la calzada que une Pobladura de Valderaduey con la que conduce a Villalpando viene desde que Rosa Frechilla llegó al Ayuntamiento. Esta vía de no más de kilómetro y medio está llena de baches y el asfalto falta en algunos tramos reduciendo el ancho.
La alcaldesa de la localidad confirma con seguridad que «la carretera lleva sin arreglarse desde que la hicieron ya hace varias décadas. Lo suyo es que además de adecuarla la ensanchara porque está ridícula y en algún tramo te coge justo lo que es el coche».
Frechilla explica que la carretera se hace intransitable sobre todo cuando llueve ya que «los baches se llenan de agua y no se va a hacer caso hasta que ocurra algo». Asegura que «los responsables deberían salir por la provincia y ver el estado en que se encuentran las carretera de Abezames, Tapioles y Pobladura y que transitaran por ellas todos los días como hacemos los demás». Por otro lado, aseguró que es indignante que «el PP salga a pedir al Gobierno una carretera y que Maíllo no nos escuche a los que llevamos años reclamándolas».

Foto: Estado de la calzada que une Pobladura de Valderaduey con la carretera a Villalpando (Emilio Fraile).