jueves, febrero 04, 2010

El Perdigón a Morales del Vino

LOS VECINOS DENUNCIAN EL MAL ESTADO DE LA CARRETERA
El tramo que da acceso a la antigua estación de tren se encuentra invadido por la maleza y plagado de socavones

S. Ramos

Vecinos de El Perdigón han denunciado el «deplorable» estado de la carretera provincial que enlaza este pueblo con Morales del Vino, por el que se accede a la estación abandonada del tren de la Ruta de la Plata que compartían ambos pueblos. Una vía cuyo ancho se ha visto reducido al mínimo debido a la invasión de la maleza de las cunetas, que apenas deja ya espacio para que pase un vehículo. El firme está, asimismo, plagado de socavones hasta que deja de existir a la altura precisamente de la estación, para ser sustituido por un camino de tierra.
Las abundantes lluvias que están cayendo durante este invierno han provocado más de una vez inundaciones de la carretera, aislando a algunos de los vecinos que viven precisamente en este entorno. «En Navidades nos quedamos aislados sin poder pasar en coche», explica María Ángeles Fernández Ferrero, directamente afectada por el problema y que lleva años reclamando la intervención de las administraciones competentes. Primero, «a Renfe, porque desde que dejó de existir la estación como tal aquello es un barrizal y muy peligroso para transitar con el coche y llegar a casa». Asimismo, Fernández Ferrero ha remitido múltiples escritos tanto a la Diputación como al Ayuntamiento de El Perdigón, «pero la alcaldesa es socialista y dice que es competencia de la Diputación al ser una carretera provincial».
El reclamo de auxilio ha llegado hasta la Guardia Civil, cuando en las pasadas fiestas navideñas no podía acceder a su vivienda. «No podía pasar por ningún lado. Les llamé, me atendieron muy bien y ellos consiguieron hablar con la Diputación, aunque les dijeron que esa carretera no era suya, algo que no es verdad».
María Ángeles conoce bien esta zona al ser hija del propietario de uno de los tejares que estuvo produciendo cerámica «y entonces esta carretera estaba en unas condiciones óptimas. Por aquí transitaban no solamente los coches, sino también, porque había espacio suficiente, los peatones». A día de hoy es prácticamente intransitable para los coches por el riesgo que entraña ya que la maleza ha invadido el firme y no caben dos turismos.
La vía es utilizada por vecinos de El Perdigón para pasear, «pero con muchísimo riesgo porque esto está de pena. Nosotros entendemos que el Ayuntamiento de El Perdigón no puede intervenir porque es competencia de la Diputación Provincial».